TV SHOWS

La vida es para ser fortalecida con muchas amistades. Amar y ser amado es el mayor gozo de la existencia. –Sydney Smith

The Good Wife

Esta una serie con un trama muy crudo y real, para aquellas mujeres casadas por conveniencia, la felicidad es difícil adquirirla bajo circunstancias de interés para segundas y terceras personas, quiere y ama tu persona y dignidad como mujer u hombre, si tienes la oportunidad de ver esta serie te recomendamos la analices, y qué no harías tu a comparación de Alicia. Es una serie sugestiva tal vez en corrupción, infidelidad y otras costumbres no idóneas para cualquier persona, no siempre lo que veas lo harás, es una buena producción, pero no con los mejores ejemplos para la sociedad.

La historia se centra en el personaje de Alicia Florrick, interpretada por Julianna Margulies. Alicia es una madre y esposa que debe hacerse cargo de la manutención de su familia después de que su esposo, Peter Florrick, (Chris Noth) –quien es un prominente político que tenía el cargo de fiscal del condado-, es destituido y encarcelado bajo el cargo de corrupción política, al mismo tiempo que se difunden al público videos que documentan que mantenía relaciones sexuales con prostitutas esta última destaca en la vida del matrimonio.

Cuenta con un total de 7 temporadas con 156 episodios, es drama legal en el cual las historias personales de los principales protagonistas se entrecruzan con los casos judiciales en los que participan en la política y firmas de abogados.

Sufrió cierto desgaste en Estados Unidos, inevitable, en sus dos últimas temporadas pero puede despedirse con la cabeza muy alta y sobre todo una alta calidad, ya que la han situado como la mejor serie que se emite en la televisión abierta (frente al prestigio del cable, que muchas veces se presupone), la serie que no te deberías estar perdiendo, la que mejor conectada con la actualidad informativa, la que ha tenido un dream team de secundarios, un drama que muchas veces era la mejor (alta) comedia de la semana y la que sobre todo nos ha contado la historia de Alicia Florrick sin indulgencia.

Cuando Michelle y Robert King confirmaron que después de la séptima temporada se deslindaban de la historia, estaba claro que el final de The Good Wife ya estaba fijado y era inminente. Los dos crearon, ejercieron de showrunners y han estado al frente de la sala de guionistas. Sin ellos, ya embarcados en una serie que se estrenará, la continuidad de The Good Wife no tenía sentido.

Ellos han llevado el timón de una serie que ha jugado de memoria con sus tramas horizontales y verticales sin dejar de ser imprevisible. La serie que, hasta el desgaste propio de tantos años, hace todavía poco que alcanzó su techo y planteó una séptima temporada como un aterrizaje, consciente de que su final estaba cerca.

La han comparado con las series de cable (HBO, AMC, Showtime…) The Good Wife ha conseguido ser grande, en cuestión de contenidos. The Good Wife es una serie de una cadena generalista y eso implica que algunos temas polémicos, escenas explícitas y determinado lenguaje están vetados. Ha conseguido ser grande convirtiendo estas desventajas en derroches de originalidad y el capítulo que mejor lo muestra es aquel en el que por cada taco que soltaba un personaje alguien abría una ventana o se subía el ruido ambiental.

The Good Wife ha ido tan pegada a la actualidad informativa que muchas veces parecía increíble que sus capítulos se hubieran rodado meses antes de hechos recientes. Internet, las escuchas del Gobierno estadounidense, la guerra con drones, los conflictos raciales y hasta una carrera electoral en la que el personaje de ficción, Peter Florrick, se convirtió en contrincante de la candidata real Hillary Clinton.

La historia de The Good Wife es la del crecimiento de Alicia, de su despertar, de su emancipación… pero no necesariamente de su transformación en una mejor persona. Tienes que ver el final que puede ser impactante o lo mismo que viste en el primer capítulo, pero con una Alicia más madura.

Unos datos curiosos pueden ser:

- The Good Wife está inspirada en el escándalo sexual de Eliot Spitzer, candidato a gobernador de Nueva York y que renunció al cargo tras haberse filtrado la noticia de que había contratado los servicios de prostitutas.

- Jualianna utiliza una peluca para evitar pasar horas y horas alisándose el pelo.

- Cada personaje femenino tiene su bebida favorita: Alicia y el vino, Kalinda y su tequila, Diane y el whisky… Alicia se ha bebido el 69% de las copas de vino que han aparecido en la serie y Kalinda se ha tomado el 55% de los shots… ¡Asi las producciones en Estados Unidos! Aquí en México pondrían una multa si es antes de las 22 horas.

- Julianna y Archie se odiaban a muerte. Era tal el pique en el plató que durante varias temporadas los dos personajes sólo hablaron por teléfono. ¡Ni siquiera se juntaron para rodar su última escena juntas! Los planos de cada una de ellas se grabaron por separado y se unieron en postproducción. Esto pasa hasta con las stars más grandes.

- Eli Gold, el personaje que interpreta satisfactoriamente Alan Cumming, está inspirado en el político estadounidense Rahm Emanuel.