LIFESTYLE

Dicen que el tiempo cura todas las heridas, pero eso presupone que la raíz del duelo es infinita. -Cassandra Clare.

Meditación y Yoga

Esta actividad es una disciplina que tiene un proceso, desde adentro, tanto de alimentación, meditación, controlar tu cuerpo al 100 por ciento con tu mente y las ganas de practicar este deporte.

Es una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:

  • De la unión del alma individual con la divinidad (Brahmán, Shiva, Visnú, Cali, etc.), entre los que tienen una postura religiosa de tipo devocional.
  • La percepción del yo es espiritual y no material, entre los que tienen una postura espiritualista.
  • El bienestar físico y mental, entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).

Desde el punto de vista físico, la Yoga aporta diferentes beneficios, desde aumentar la flexibilidad y la fuerza hasta ayudar al desempeño saludable de diversos órganos y glándulas del cuerpo. Según la tradición Yógica milenaria, las asanas activan y desbloquean los centros energéticos del cuerpo (chakras) ayudando así al libre flujo de la energía vital (prana).

Se ha observado que los ejercicios de respiración que se practican en la Hatha Yoga bajan la presión sanguínea y disminuye los niveles de hormonas del estrés. Estirar el cuerpo en las diferentes posturas estimula que se drenen los vasos linfáticos, que es el sistema que tiene el cuerpo para remover lo que no necesita. Mantener las posturas del yoga incrementa el tono muscular y promueve una sensación de bienestar físico; a su vez, protege las delicadas articulaciones de lesiones.

Este si la mezclas con meditación obtendrás unos resultados extraordinarios en ti mismo.

La meditación toma diferentes significados en diferentes contextos; ésta se ha practicado desde la antigüedad como un componente de numerosas religiones y creencias, pero la meditación no constituye una religión en sí misma. La meditación normalmente implica un esfuerzo interno para autorregular la mente de alguna forma. Normalmente se usa para concentrar la mente y aliviar determinadas condiciones de salud o psicológicas, tales como la presión alta, depresión, y ansiedad.

Esta práctica tiene como fin, lograr un estado de paz total a través del control de los pensamientos y las emociones.

¡Prepárate para este 2017 con todo!