PETS MAD

"La virtud es una especie de salud, de belleza y de buenas costumbres del alma." -Platón

LAZOS DE AMISTAD CON TUS PELUDOS

A comienzos del año, investigadores japoneses entregaron los resultados de un estudio que confirmaba que cuanto más se miraban a los ojos los perros y sus dueños, más oxitocina producían sus cerebros, es decir más se producía la hormona del amor.

Y es que en esta relación entre humanos y mascotas que se ha dado de manera intuitiva, sin un lenguaje común, existe una fidelidad y un amor incondicional que sobrepasa toda prueba. El amor entre humanos y mascotas se manifiesta de múltiples formas, médicos veterinarios confirman que hay estudios que demuestran que cuando una persona acaricia un perro o gato se disparan los niveles de dopamina, conocidas como hormonas del placer o bienestar y no solo tanto en los humanos también en las mascotas. ?Esto ayuda a reducir la ansiedad, la depresión y la presión arterial, lo cual, según los estudios realizados, ejerce importantes efectos positivos en las personas que padecen de Alzheimer, trastornos obsesivo-compulsivos, trastornos de estrés postraumático y muchos otros tipos de enfermedades derivadas de la ansiedad?.

Y si las caricias y las miradas dicen mucho de esos lazos, en general quien tiene una mascota experimenta un amor y un sentido de lealtad que reivindica el adagio popular que dice ?Cuánto más conozco a las personas, más quiero a mi perro?, o a mi gato, dirían quienes conviven con ellos.

En los últimos estudios indican que los gatos son más autónomos, aún en sus relaciones sociales, y no dependientes de las personas para tener un sentido de protección, (Lea aquí: ¿Qué tanto necesita el gato a su dueño?), los expertos aseguran que siempre habrá beneficios ya que también los gatos ayudan a fortalecer algunos valores y además generan una relación única con los seres humanos.

Finalmente, concluyen los especialistas, que quienes experimentan el amor y la amistad de una mascota saben a ciencia cierta que más allá de los beneficios médicos y emocionales los acompañará de por vida el recuerdo de una relación auténtica, leal e inolvidable.