PETS MAD

Realmente es bendecido el hombre que escucha muchas voces que lo llaman padre. -Lydia M. Child

LOS 10 ALIMENTOS HUMANOS QUE MÁS LE HACEN DAÑO A TU COMPAÑERO PERRUNO

Si quieres que nuestro amigo peludo dure mucho tiempo a tu lado, y que esté sano, hay que comenzar por darle bien de comer. Esto no significa darle de comer hasta reventar: hay que tener en cuenta la calidad y la cantidad de lo que come, exactamente igual que haríamos para con una persona.

Antiguamente se consideraba al perro como poco más que el ?cubo de la basura? de la cocina. Es cierto que un perro se come todo (o casi todo) lo que le den sus amos, pero una alimentación a base de sobras no es exactamente lo mejor que se le puede dar, considerando también que le dan los ingredientes que los humanos consumimos, y esto es una gran equivocación porque a la larga estas envenenando a tu gran amigo y compañero perruno.

Toma en cuenta nuestras siguientes recomendaciones, te pueden ser de gran ayuda.

  1. Chocolate: El chocolate contiene teobromina, un estimulante del sistema nervioso. El sistema digestivo de los perros no es capaz de procesar la teobromina y la cafeína en los chocolates, y su sistema nervioso es más sensible que el nuestro. De ahí que si ingieren más de lo que su cuerpo tolera, puedan empezar a mostrar síntomas como vómito, diarrea, ritmo cardiaco acelerado, presión baja, ataques o parálisis. Aquí puedes ver más detalles sobre las dosis y los efectos que el chocolate tiene en tu perro.
  2. Uvas y pasas: Las uvas y las pasas pueden causarle daños a los riñones de los perros. De hecho, una pequeña cantidad de estos alimentos puede hacer que un perro se enferme y vomite y que en tan sólo un día presente síntomas como letargo o depresión. Aquí te explicamos igual con más detalle por qué son tan peligrosas para los perros.
  3. Cebolla y ajo: La cebolla y el ajo pueden destruir los glóbulos rojos de los perros y causarles anemia. Hay que tener cuidado porque muchas veces las cosas que cocinamos en casa incluyen estos ingredientes y por lo tanto tenemos que mantenerlos alejados. Si bien un poco no les hará daño, comer más o comer muy seguido sí los puede intoxicar. Entre los síntomas de la anemia están los vómitos, la pérdida del apetito, dificultad para respirar y debilidad en general.
  4. Nueces de macadamia: A pesar de que los perros sí pueden comer cacahuate, las nueces en general son malas y las de macadamia pueden matar a tu perro. Entre los síntomas se encuentran los espasmos musculares, debilidad en general, vómito, fiebre y un corazón muy acelerado. Comer un chocolate con macadamia puede ser aún peor pues además se suman los efectos negativos del chocolate.
  5. Aguacate: Los aguacates contienen una sustancia llamada persina que si bien a los humanos no nos hace daño, una cantidad elevada de persina sí puede ser tóxica para tu perro. Así que aunque tu perro te pida guacamole, detente y mejor dale una zanahoria. La persina está presente en todas las partes del aguacate, desde la hoja, la cáscara, la semilla y el aguacate como tal.
  6. Exceso de lácteos: Un pedacito de queso puede ser un excelente premio para tu perro pero si le das una bola de helado o un vasito de leche caliente antes de dormir, eso puede ser una muy mala idea. Los lácteos en exceso pueden causar problemas digestivos como diarrea, inflamación de la panza e incluso comezón a causa de una alergia.
  7. Cafeína: La cafeína, al igual que el chocolate, en dosis elevadas puede matar a tu perro. A ti te puede encantar el efecto híper-alerta que te da, pero para tu perro puede significar una ida al hospital. Así que no compartas ese late frappé con tu perro, tiene lácteos y café y en menos de lo que piensas puedes ver que su cuerpo no puede procesar la cafeína y le puede dar taquicardia, espasmos musculares, se puede hiperventilar e incluso puede un problema más serio con el corazón.
  8. Dulces y chicles que contengan xilitol: Los dulces, chicles y demás cosas que contengan xilitol, un sustituto del azúcar pueden hacerle mucho daño a tu perro. El problema con el xilitol es que hace que más insulina circule por su cuerpo y esto puede causar que los niveles de azúcar en su sangre caigan y causar que el hígado se vea afectado. Los síntomas iniciales incluyen vómito, letargo y falta de coordinación y en casos graves, convulsiones.
  9. Alcohol: El alcohol tiene el mismo efecto en el hígado y en el cerebro de los perros que en el tuyo pero para ellos una dosis mínima les puede hacer mucho daño. Con una mínima cantidad de alcohol pueden presentar vómito, diarrea, dificultad para respirar, entrar en coma o morir. Entre más pequeño es el perro, peores son los daños. No es chistoso y es muy peligroso.
  10. Huesos: A pesar de que los huesos les encantan, los huesos pueden hacer que tu perro se ahogue o que le obstruya o perfore el intestino. A pesar de que suena natural darles un hueso, los perros domésticos no están acostumbrados a comerlos así que si quieres darle u hueso, una carnaza puede ser una gran opción.