LIFESTYLE

Las mujeres con pasado y los hombres con futuro son las personas más interesantes. —Chávela Vargas

Mamás que Trabajan

Por Adriana Carreón Beraza

¿Eres una mama que trabaja?  ¡Te felicito!  Ser mamá que trabaja es todo un reto, hay que ser muy organizada para cumplir en el trabajo, organizar la casa, ver a los niños, checar tareas, ir al super, atender al esposo....

Pero tenemos que tener cuidado de no querer ser las súper mujeres o las súper mamás y no fallar en nada, ser la mama perfecta que no se equivoca, que quiere tener el control de todo, que no sabe delegar porque esto nos generará estrés y mucho desgaste lo que  hará que se vuelva una carga lo que hacemos.

Empecemos por el tiempo de descanso es mucho menor porque hay que  levantarse más temprano que la familia para ya estar lista al despertar a los niños, hacer el lunch, preparar desayuno, dejar la casa arreglada o si tenemos la suerte de tener ayuda en casa delegarle las actividades de ese día, dejar a los niños en el colegio y empezar nuestro día de trabajo, vaya hazaña ¿no?

Pero hablemos de las ventajas, como mujer te realizas al trabajar y mucho más si es en algo que te apasiona, tienes ingresos y eso ayuda a la economía del hogar.   Te relacionas y conoces a muchas personas, eres más segura de ti misma, por lo que tu autoestima es buena, aprendes a tomar decisiones, eres más independiente. 

Es increíble que en lugar de querer vivir la vida de tus hijos vivas  la tuya, porque los exámenes son de los niños, las tareas y los amigos de ellos, eso  hace que seas feliz y puedas compartir esa felicidad con tus hijos y eso se irradia en la casa y en la vida de todos los integrantes de la familia.

Hablando de los hijos si ponemos unos buenos limites, les damos tiempo de calidad haciéndoles saber que cuentan con nosotros en todo momento aunque no estemos ahí físicamente y esto trae como consecuencia que valoran tanto ellos como nosotros el tiempo que estamos juntos y lo más importante de todo es dejar la culpa de dejarlos,  no tendremos ningún problema porque ello ya saben que hacer y que no, además se vuelven más independientes, mas sociables, más responsables es increíble todo el apoyo, ayuda y comprensión que podemos tener de nuestros hijos sabiendo como pedirlo y como llegar a ellos.

Las mamás que trabajan son un gran ejemplo para los hijos ya que les están enseñando que una mujer pueden trabajar, llevar una casa y a la vez ser una increíble mamá.  También los hijos aprenderán que pueden hacer lo que quieran con sus vidas con fuerza, dedicación, tenacidad y sobre todo con mucha alegría y amor.

Recuerda… la felicidad empieza con una sonrisa.