LIFESTYLE

Lo que eres es infinitamente más importante que lo que tienes. -Philip Bosmans

REPRODUCION ASISTIDA EN EL EMBARAZO

Esto les interesará bastante, fuimos a Inmater, es una clínica de reproducción asistida (clínica de infertilidad) y la Dra. Edith Cervantes Directora de esta clínica nos platicó respecto a lo que ellos realizan en ella.

Es una clínica donde tratan a la mujer en edad reproductiva, a partir de la adolescencia y hasta la menopausia, tenga atención integral de los servicios en: cambios hormonales de la adolescencia, alteraciones de la formación del útero, ovarios o de la vagina; alteraciones hormonales, problemas para lograr embarazo (que es la mayor preocupación de la consulta), alteraciones en el embarazo, situaciones de alto riesgo, alteraciones al final de nuestra vida reproductiva (cambios en la peri menopausia, tratamientos hormonales de reemplazo), el no embarazo (la anticoncepción), etc? Si hablamos de reproducción, reproducirnos significa o involucra un complemento, que es el ?varón?, también ofrecen servicios reproductivos a la pareja o al varón en este caso, cuando afecte la calidad de los espermas, etc? El gran fuerte o la mayoría de las parejas que los visitan son por problemas reproductivos.

Cuando existen parejas teniendo un año con una vida sexual regular sin método anticonceptivo y desafortunadamente no logran embarazarse, eso se encasilla en un concepto conocido que es la infertilidad. Cuando la infertilidad se da, y de que nunca se ha logrado el embarazo la llamamos primaria, cuando la infertilidad se da después de haber logrado un embarazo le llamamos secundaria, y existen muchos factores en que una pareja no logren tener el sueño de ser padres, de las más importantes tenemos factores relacionados con la mujer como: la ovulación, siendo la principal causa alrededor del 35%, alteraciones en las trompas de Falopio, alteraciones en el útero o cuello de la matriz, miomas, cicatrices, alteraciones que hagan que un bebito no se pueda implantar de un 5 a 10% y el factor masculino que contribuye de un 30 hasta un 40% en la infertilidad; imagínense si sumamos un factor masculino con una pequeña afección femenina sumamos un 60% de parejas no puede embarazarse, el éxito siempre de un tratamiento es que se haga un buen diagnóstico; si nosotros pudiéramos enumerar los pasos que deben seguir serian: 1) Una vez que la pareja identifica que tiene un problema para embarazarse, es acudir primero a su ginecólogo, este hará los estudios prudentes (de ovulación, trompas de falopio, ultrasonido del útero, exámenes de la cuenta seminal) para hacer un diagnóstico y ver la causa que habrá que corregir, después de ello proponerles un tratamiento en base a esa causa corregible. Por ejemplo si la paciente tiene un problema de ovulación pero el resto de sus exámenes y su esposo tiene condiciones seminales óptimas, únicamente dando medicamento para que esta persona ovule y programando las relaciones sexuales podemos lograr un embarazo. Sin embargo cuando hay más problemas en el varón, tenemos una disminución en el movimiento espermático o en las formas normales ya se complica o ya comenzamos a sospechar que es difícil que un esperma por si solo pueda lograr encontrar al ovulo dentro de la trompa de falopio, tal vez tengamos necesidad de proponer una inseminación artificial la que consiste en poner el espermatozoide elegido dentro del útero para que pueda lograr llegar a fecundar al ovulo dentro de la trompa, esto en conjunto se denomina un tratamiento de baja complejidad porque lo podemos hacer en un laboratorio y en un consultorio sin mayor tecnología.

Sin embargo en el siglo XXI en la era de la tecnología con todos los cambios que hay existen otros tratamientos para otras situaciones que les estaremos mencionando mucho más eficaces y que es la fertilización in Vitro (FIV), técnicas en la reproducción asistida, o terapia de reproducción asistida, se realiza la manipulación dentro de un laboratorio con espermas o de óvulos o del sitio de la concepción con la finalidad de lograr un embarazo; aquellos pacientes que son candidatos a una fertilización in Vitro (FIV) son aquellos que no tienen una ovulación correcta, hay que forzarla o incluso hay que donar ovulos, aquellos varones que tienen una cuenta seminal gravemente afectada donde hay que tomar una espermatozoide y poder inyectarlo directamente al ovulo o en aquellas personas que tengan una afección en el útero tan dramática y tan grave que incluso pudieran pedir un útero para poder gestar. Este conjunto se llama reproducción asistida en fertilización in Vitro (FIV). FIV es un proceso que involucra no solamente un médico o un ginecólogo, se requiere un conjunto de equipo integral donde hay psicólogos, andrólogos, urólogos, embriología, biólogos, químicos, enfermeras, asistentes, y todos en conjunto hacen un engranaje perfecto para poder presentarles a los padres una posibilidad de tener un bebé vivo en casa. Hoy día además existe la posibilidad de que tomen los óvulos de una paciente y los fecunden en un laboratorio de in Vitro y se dejan crecer en una incubador por tres días a esos embriones, en el tercer día se toma una célula ¡cosa que nunca se había podido imaginar! Tomar una célula y enviar al genetista con nueva tecnología y que nos diga si ese embrión tiene el total de cromosomas sanos, el genoma completo de tu bebé para saber si está bien, mal o puede corregirse o no un problema ¡eso es una maravilla! Cuando aquellos pacientes que se sienten portadores de una enfermedad hereditaria y tienen miedo, pánico de embarazar a su pareja o de ser embarazadas de su pareja porque existe el gran temor de prolongar una enfermedad hereditaria y tener la posibilidad de que te digan tranquila, tu bebé está bien y no tiene ninguna enfermedad, es una bendición. Siendo la cereza del pastel y una pregunta súper común -¿puedo saber si es niño o niña?, ¿puedo escoger el sexo del bebé?- obviamente si, cuando mandamos a estudiar estos embriones y el reporte nos dice cuál de ellos es sano del total de sus genes, obligadamente conocemos el sexo genético del bebé, podemos elegir el sexo deseado del total de embriones sanos que pueda meterse al útero y en consecuencia tener un bebé sano, nadie podía decirnos eso, esto se llama diagnóstico genético preimplantación es de los jamases más importantes en la reproducción.

Hoy día con esta tecnología si la paciente está embarazada y no requiere FIV, pueden saber que ese bebito que ya están esperando este sano, si se toma la muestra de sangre de la mamá se puede leer en sus resultados la información fetal, y tener hasta un 96-97% de certeza de que el total del genoma del bebé está bien o del 93-95% de incertidumbre el saber sin tener que afectar el ambiente del feto si hay o no un fuerte sospecha de diagnósticos como síndrome de down, artrisomia o alguna enfermedad no tan dramática para saber cómo se va a tratar a ese bebito. Este examen se realiza a partir de las 9 hasta las 12 semanas es prudente hacerlo y el resultado lo tienen en 2-3 semanas. Desde los primeros tres meses ya puedes saber que tu bebé está bien, y a disfrutar tú embarazo. Busca la tecnología, solo debes saber correctamente donde y a quien recurrir en una consulta valiosa de calidad.

Recuerda que mujeres y hombres deben hacerse un check up para saber su calidad reproductiva.

Por Edith Cervantes

Bióloga de la Reproducción Asistida

Inmater 55.40.22.18

www.inmater.com